post

Dad al autor lo que es del autor

A lo largo de la carrera artística, los creadores se encuentran con multitud de dudas que en la mayoría de situaciones se asumen con riesgo y sin tomar medidas que protejan los derechos del autor.

Es imprescindible que los artistas conozcan los contratos y las consecuencias que podrían derivarse de una mala gestión de sus obras o que al menos sean conocedores de qué pueden reclamar y cómo, en aquellos casos en los que vean menoscabados sus derechos de propiedad intelectual.

El libre acceso a las obras que proporciona internet favorece tanto al público como a los autores, sin embargo, deben tomarse precauciones que eviten que algunos se lucren a costa del esfuerzo de otros. La difusión telemática también ha propiciado que cada vez sea más común que los artistas autoediten sus obras, convirtiéndose a la vez en gestores, productores y managers, todo en uno. Esta nueva forma de emprender la carrera artística ofrece todos los beneficios si se tienen en cuenta algunos factores importantes.

En primer lugar un autor antes de publicar deberá registrar su obra, ya sea composición musical, obra plástica o visual, toda creación artística ha de ser protegida. Se plantean dudas acerca de la validez de las plataformas virtuales que ofrecen servicios de registro de obras y derechos de autor, de igual forma, las propias entidades de gestión como la SGAE ponen a disposición de sus socios la protección de obras y derechos, sin embargo, ha de señalarse que ninguna de éstas inscripciones ofrece la seguridad de un registro público y que aunque el proceso de inscripción administrativa requiera más condiciones, el autor deberá valorar si merece la pena cumplir con las exigencias del Ministerio de Cultura y proteger su obra con plenas garantías.